Psicomotricidad en el adulto mayor

Psicomotricidad en el adulto mayor

Psicomotricidad en el adulto mayor

Fisioterapia geriátrica

Desconocer que el deterioro físico y las enfermedades lleguen en la tercera edad se convierte casi en un imposible. Por el contrario, sabemos que la población adulta suele padecer enfermedades con más facilidad que un joven, y su recuperación es mucho más lenta e incompleta.

En nuestras notas anteriores les hemos contado cómo la actividad física se convierte en el alivio y hasta prevención de algunas patologías en esta etapa de la vida. Sin embargo, queremos presentarles dos disciplinas que de manera profesional consiguen mejores resultados en estos casos, la fisioterapia y la psicomotricidad.

La fisioterapia “se sirve de técnicas físicas para favorecer, mantener y restaurar el bienestar físico, teniendo en cuenta las variaciones en el estado de salud”. Es decir, inicia un tratamiento a partir de condición en la que está el paciente, basado en evidencias clínicas que permiten trabajar con mayor seguridad.

Entre las técnicas más conocidas de la fisioterapia está la terapia manual (masajes) para restaurar las funciones a través del movimiento, mantener el tono muscular y estimular la circulación sanguínea, entre otros.

Psicomotricidad en la vejez

Y para complementar el tema ¿recuerdan que también mencionamos la psicomotricidad? Pues bien, este término hay dos oficios inmersos: uno tiene que ver con la función motriz y otro con la capacidad psíquica. En términos generales, esta disciplina se encarga de medir el componente socioafectivo y cognitivo de las personas.

Esto nos lleva a pensar que no solo el movimiento físico resulta importante en el adulto mayor, también sus sentimientos, conocimiento y relaciones interpersonales. Aquí, el movimiento se convierte en fuente de salud física como medio de estimulación sensorial y organizador de la capacidad mental del individuo. De eso se trata la psicomotricidad.

Estos son algunos de sus beneficios:

  • Dominar el equilibrio.
  • Controlar las coordinaciones globales y segmentarias.
  • Controlar la inhibición voluntaria (el individuo debe ser capaz de quedarse quieto).
  • Trabajar la relajación para aliviar las tensiones que se producen en nuestro cuerpo.
  • Controlar la respiración.
  • Adquirir la adecuada estructura espacial y temporal.
  • Aumentar el bienestar emocional. Vivenciar la alegría.
  • Mejorar las relaciones sociales. Experimentar el movimiento conjuntamente.
  • Mejorar las posibilidades de adaptación al mundo exterior.

Esta disciplina desarrollada junto a la fisioterapia logra grandes objetivos en el adulto mayor. Basado en esto, Hogar Día Mi Casa tiene el mejor programa para cada uno de ellos. ¡Anímate! Nosotros te queremos ayudar.


Diligencia este formulario para contactarnos

Contact form 7 Mailchimp extension by Renzo Johnson - Web Developer

Compartir
WhatsApp Escríbenos a WhatsApp
Alerta Sanitaria

Compartir con un amigo