Hipertensión arterial en el adulto mayor

Hipertensión arterial en el adulto mayor

Hipertensión arterial en el adulto mayor

Es una enfermedad silenciosa y frecuente en personas mayores

La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias. Cuando tu médico te mide la presión arterial, los resultados se dan en dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada por la contracción del corazón y la expulsión de la sangre. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. Su lectura de presión arterial se suele dar como el número de presión arterial sistólica sobre el número de presión arterial diastólica, como 138/72. La presión arterial normal en adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80.

Puedes tener presión arterial alta o hipertensión, y todavía sentirte bien. Esto se debe a que la hipertensión arterial en el adulto mayor a menudo no causa signos de enfermedad que puedas ver o sentir. Pero, la presión arterial alta, a veces llamada «el asesino silencioso», es muy común en el adulto mayor y se convierte en un problema de salud importante a esta edad. Si la hipertensión arterial en el adulto mayor es alta y no se controla con los cambios en el estilo de vida y los medicamentos, puede provocar un accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud.

La hipertensión arterial en el adulto mayor alta también puede causar dificultad para respirar durante la actividad física ligera o el ejercicio.

Por lo tanto, es sensato que los adultos mayores y los cuidadores, piensen en controlar la presión arterial de las personas mayores. Esto les ayudará a trabajar mejor con sus médicos para evaluar y controlar la hipertensión arterial la cual es común en las personas mayores. A medida que envejecemos, nuestro sistema vascular cambia. Las arterias se ponen más rígidas, por lo que aumenta la presión arterial. Esto es cierto incluso para las personas que tienen hábitos saludables para el corazón. La buena noticia es que la presión arterial se puede controlar en la mayoría de las personas.

Hay muchos cambios en el estilo de vida en un adulto mayor que puede hacer para disminuir el riesgo de tener hipertensión arterial:

      Mantener un peso saludable.
      Hacer ejercicio todos los días.
      Llevar una dieta saludable.
      Reducir el consumo de sal.
      No beber alcohol.
      No fumar.
      Y manejar el estrés.

Para un adulto mayor, la presión arterial moderadamente alta puede ser menos grave que en una persona de mediana edad. Pero incluso cuando la presión arterial aumenta mínimamente después de los 50 años, sigue siendo importante tomar las medidas adecuadas para garantizar una edad saludable. La hipertensión arterial en los adultos mayores suele ser normal, pero, afortunadamente tiene muchas soluciones.

En los centros de bienestar del adulto mayor, como Hogar Día Mi Casa, todos los días tomamos signos vitales de nuestros adultos mayores, nuestros cuidadores son profesionales que se dedican única y exclusivamente a brindarle calidad de vida y una vejez digna llena de alegría.

Diligencia este formulario para contactarnos

 

Contact form 7 Mailchimp extension by Renzo Johnson - Web Developer

Compartir
WhatsApp Escríbenos a WhatsApp
Alerta Sanitaria

Compartir con un amigo