Roles cambiados, de madres y abuelas

Cuidado de abuelas en Bogotá

Cuidado de abuelas en Bogotá

En nuestro centro día, brindamos el cuidado de abuelas en Bogotá, nos preocupamos por ellas y por cada adulto mayor para que vivan una experiencia maravillosa en nuestro jardín para personas mayores.

El cuidado de los pequeños por parte de las abuelas es algo que se da de manera creciente, porque indefectiblemente tiene que ver con la realidad económica vigente. Muchas veces las abuelas ocupan el lugar de la madre por un déficit de la función materna, que no sólo está ligada a una responsabilidad laboral.

El trabajo es sólo un factor, porque la función materna debe ser cumplida siempre por la madre. Esto sucede cuando esa mamá por inmadurez, narcisismo o incapacidad de asumir un compromiso (perfiles adolescentes) con lo hijos no cumple las funciones de su rol, y sí la abuela.

Es en esta situación cuando deben tener una charla muy franca y explicar que las directivas de la educación serán sólo aportadas por los padres. Es necesario aclarar esta situación de entrada, para que no ocurran malas interpretaciones en el futuro.

Experiencia de una madre

A veces resulta difícil a la abuela entender que su hija ya es madre y entonces ocupa roles que no le corresponde, tomando decisiones con respecto a comidas o paseos no aptos para bebitos de pocos meses.

Tampoco es bueno suponer que las ideas de la abuela son obsoletas o ridículas. La experiencia de haber criado a sus propios hijos es válida, pero siempre es conveniente aclarar todas las situaciones desde un principio. Los padres tienen todo el derecho a equivocarse y así crear su propia experiencia.

Para los hijos, culturalmente hablando, el padre o la madre mayor pueden significar la fuente de consulta y apoyo en una crisis importante de la vida, como lo es la paternidad y maternidad, de ahí como principal papel el apoyo familiar.

Relación muy cercana con sus nietos

Mientras que en el plano de relación entre las abuelas y los nietos, las primeras se miran como las adultas mayores que mantienen una relación muy cercana con sus nietos, son consentidoras de los caprichos de los niños, en una mezcla de complicidad, aventura, diversión e intercambio de afecto, mirándose a las mujeres como proveedoras de cuidados.

La llegada de los nietos y la adopción del rol de abuela otorgan a la persona adulta, en cierta forma, un “estatus” diferente. Para muchos de los adultos de mediana edad, el llegar a ser abuelos es un signo de alarma de que están envejeciendo; mientras que para otros es una oportunidad de revivir viejos papeles sociales y disfrutar de la crianza de un ser muy querido, pero sin la obligación de ser sus padres.

En nuestro centro día Hogar Día Mi Casa, brindamos la atención y cuidado de abuelas en Bogotá, nos preocupamos por ellas y por cada adulto mayor para que vivan una experiencia maravillosa en nuestro jardín para personas mayores.

Compartir
WhatsApp Escríbenos a WhatsApp
Alerta Sanitaria

Compartir con un amigo