Alimentos especiales para reducir el colesterol

colesterol en personas mayores

Alimentos especiales para reducir el colesterol

A medida que una persona envejece, sus niveles sanguíneos de ciertas grasas disminuyen, más otros aumentan. Un estudio confirma que las personas mayores pueden estar más propensas a tener altas concentraciones de colesterol ‘malo’ o LDL (del inglés low density lipoproteins: lipoproteínas de baja densidad) lo cual aumenta la probabilidad de sufrir una enfermedad cardiaca.

El colesterol es transportado en la sangre por las lipoproteínas, unas partículas constituidas por lípidos (grasas) y proteínas. Existen diferentes tipos de lipoproteínas, como las de baja densidad o LDL (denominado comúnmente como colesterol ‘malo’) y las de alta intensidad o HDL (colesterol ‘bueno’).

El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en los alimentos de origen animal (se produce en el hígado, tanto de animales como de seres humanos. El ser humano, lo ingiere a través de los alimentos). Los factores de riesgo de esta enfermedad son:

  • Ser hombre o mujer mayor de 45 años
  • Tener antecedentes familiares de enfermedad arterial coronaria prematura (padre o hermano menor de 55 años que padece de la enfermedad o una madre o hermana menor de 65 años con la misma enfermedad)
  • Fumar
  • Tener presión alta
  • No tener suficiente colesterol bueno (lipoproteínas de alta densidad o HDL)

¿Cómo conseguir los niveles de colesterol?

Se puede reducir los niveles de colesterol siguiendo una dieta baja en grasas y alta en fibra. Aquí una lista de alimentos que ayudan a controlar el colesterol:

  • Frutas (sin abusar por el contenido de azúcar) y verduras.
  • Legumbres: lentejas, frijoles negros, arvejas secas, fríjol colorado, habas y garbanzos.
  • Cereales como avena y cebada.
  • Frutos secos: maní, almendras, avellanas, cacahuete (aunque clasificado como legumbre, está considerado popularmente como fruto seco), castañas, nueces.
  • Semillas: linaza, semillas de calabaza, semillas de ajonjolí, centeno, soja, entre otros, por sus factores antioxidantes y anticancerígeno.
  • Carnes magras como pollo y pavo (pechuga o muslos), también está conejo, ternera (el lomo, el vacío y el solomillo), cordero (pierna) y cerdo (lomo, paleta y el solomillo).
  • Pescados grasos como salmón, trucha, atún, sardina. A pesar de su alto contenido graso (en comparación con otros pescados), sus grasas son de tipo polinsaturado, por lo que aumentan los niveles de colesterol HDL («bueno»), disminuyen los niveles de colesterol LDL («malo»), y por tanto se minimizan los riesgos de enfermedades cardiovasculares.
  • Lácteos con poca grasa o descremados.
  • Aceite de oliva, aceitunas.

La alimentación para una persona que tiene el colesterol elevado no tiene porqué ser aburrida ni mucho menos. Simplemente, hay que elegir la cocción adecuada, mucha actividad física diaria y abundante agua (8 vasos diarios), recuerde que su salud es lo más importante para sentirse bien y vivir cada día feliz.

Compartir
WhatsApp Escríbenos a WhatsApp
Alerta Sanitaria

Compartir con un amigo