Adultos mayores y colesterol alto: lo que necesita saber

Adultos mayores y colesterol alto

Adultos mayores y colesterol alto

Una dieta especializada le brinda a una persona mayor, beneficios en la reducción del colesterol alto. En nuestro centro día, Hogar Día Mi Casa a diario realizamos un menú pensando en la salud y bienestar de los adultos mayores, gracias a nuestro equipo profesional nutricionista.

El colesterol alto  es bien conocido como un factor de riesgo para enfermedades del corazón. Sin embargo, sorprendentemente, algunas investigaciones han demostrado que el colesterol alto no aumenta el riesgo de morir por enfermedad cardíaca en las personas mayores.

¿Eso significa que puede dejar de preocuparte por el colesterol en sus años dorados? Nada más equivocado, dice el cardiólogo de Johns Hopkins,  director asociado de la Clínica de lípidos en el  Centro Ciccarone para la Prevención de Enfermedades del Corazón.

Esto es lo que necesita saber sobre el colesterol al final de la vida.

Impacto negativo del colesterol alto

Estudiar el colesterol en adultos mayores es más complicado de lo que parece. Muchas personas con colesterol alto mueren por complicaciones de enfermedades del corazón antes de alcanzar una edad avanzada. Aquellos que viven hasta los 70 u 80 años a pesar del colesterol alto pueden tener otros factores que aumentan su longevidad.

Estudios demuestran que si una persona ha llegado a la tercera edad y no ha tenido problemas con el colesterol, puede que el factor genético u otros factores protectores le hayan ayudado. Pero, eso no significa que el colesterol alto sea inofensivo o que en el futuro no lo afecte.

Además, el colesterol alto es uno de los muchos factores que trabajan juntos para contribuir a la enfermedad cardíaca, junto con elementos como  la presión arterial alta, la  diabetes, el tabaquismo y la inactividad.

El tratamiento se vuelve personal

No existe un enfoque único para tratar de controlar el colesterol alto en los adultos mayores, se debe considerar toda una imagen completa. Por ejemplo, dice, los médicos tienen que considerar los otros medicamentos recetados que toma un paciente.

Los adultos mayores a menudo toman muchos medicamentos, y algunos medicamentos pueden interactuar negativamente con las estatinas -grupo de fármacos usados para disminuir el colesterol y los triglicéridos- que generalmente se recetan para reducir el colesterol.

Las pautas médicas sugieren que después de los 75 años, los pacientes deberían considerar tomar dosis más bajas de estatinas, y sus médicos deberían prestar más atención al potencial de interacciones negativas con los medicamentos.

Sin embargo, esas pautas son solo un punto de partida. En algunos pacientes, otros problemas de salud pueden tener prioridad. En esos casos, los efectos secundarios de las estatinas pueden ser mayores que los beneficios.

¿Cómo reducir el colesterol alto en personas mayores?

Para reducir los riesgos de colesterol alto en las personas mayores, es importante agendar una cita con su médico de cabecera, dejar la inactividad y por supuesto iniciar una alimentación saludable.

A continuación exploramos algunas formas naturales para reducir el colesterol sin medicamentos:

  1. Evitar las grasas trans: Los ácidos grasos transinsaturados, que las personas comúnmente denominan grasas trans, son grasas vegetales insaturadas que se han sometido a un proceso industrial llamado hidrogenación, que las hace sólidas a temperatura ambiente. Los fabricantes de alimentos usan grasas trans porque son relativamente económicas y duraderas.
  2. Consumir menos grasas saturadas: Las grasas saturadas generalmente permanecen sólidas a temperatura ambiente. Las fuentes dietéticas de grasas saturadas incluyen: carne roja, Cerdo, pollo con piel, mantequilla, queso y otros productos lácteos, aceites de cocina, como el aceite de palma y el de coco.
  3. Consumir más grasas monoinsaturadas: Las verduras, nueces y pescado son ricos en grasas monoinsaturadas. Estas grasas toman la forma de líquidos a temperatura ambiente. Las buenas fuentes de grasas monoinsaturadas incluyen: aguacates,  nueces, como almendras, maní y nueces de Brasil, semillas, aceites vegetales, como los aceites de oliva, maní, sésamo y girasol.
  4. Come más grasas poliinsaturadas: Las grasas poliinsaturadas incluyen los ácidos grasos omega-3 y omega-6. El consumo de estas grasas con moderación puede reducir el colesterol LDL sin afectar los niveles de colesterol HDL. Las fuentes dietéticas de grasas poliinsaturadas incluyen: nueces, pescado, como salmón, atún y trucha, aceites vegetales, como aceites de soya, maíz y girasol.
  5. Comer más fibra soluble: La fibra soluble absorbe agua para crear una pasta espesa y gelatinosa en el tracto digestivo de una persona. La fibra soluble no solo apoya la salud digestiva sino que también reduce los niveles de colesterol LDL y promueve la salud general del corazón. Los alimentos ricos en fibra soluble incluyen: vegetales, frutas, granos enteros, como avena y arroz integral, legumbres y frijoles.

Una dieta especializada le brinda a una persona mayor, beneficios en la reducción del colesterol alto. En nuestro centro día, Hogar Día Mi Casa a diario realizamos un menú pensando en la salud y bienestar de los adultos mayores, gracias a nuestro equipo profesional nutricionista.

Contáctenos a los teléfonos (1) 631 5743(322) 7176344 o visítenos en la Calle 125 No 71A – 52 Bogotá, Colombia.

Diligencia este formulario para contactarnos

 

Contact form 7 Mailchimp extension by Renzo Johnson - Web Developer

Compartir
WhatsApp Escríbenos a WhatsApp
Alerta Sanitaria

Compartir con un amigo